Pasamanos de acero inoxidable, la modernidad en tu mano

Pasamanos para escaleras

A la hora de vestir tu escalera son muchos los elementos que tienes a tu alcance. Sin duda los dos grandes aliados, tanto en el terreno de la seguridad como en el del diseño, son las barandillas y los pasamanos. Su gran cantidad de formas, materiales, acabados te ayudan a dar un toque diferente a tu escalera. Puedes configurarlos para que estén a juego con tu decoración o darle un toque rompedor, para hacer de la escalera la protagonista de la estancia.

En este artículo vamos a centrarnos en los pasamanos, la parte superior de la barandilla cuya función es la de aportar un punto de apoyo o agarre a las personas que circulan por la escalera. Es importante que cubran sin excepciones este objetivo de seguridad.

En el caso de los pasamanos de Idealkit no debes preocuparte, su seguridad está garantizada con el certificado CE, que cumple con la normativa actual de la Unión Europea. Queremos que tu agarre sea perfecto y estable para evitar caídas. No nos gustan los sustos.

Otro apunte de seguridad. Los pasamanos pueden colocarse sobre la barandilla o sobre la pared contigua a la escalera. Independientemente del lugar, lo importante es la altura a la que se coloque, respecto al suelo o peldaños de la escalera. Las normas de seguridad recomiendan que se coloque a una altura inferior de 85 cm. Si es una escalera por la que pasan muchos niños, es conveniente para evitar accidentes, que se coloque otro pasamano a una altura accesible cómodamente a sus manos, para que su agarre sea perfecto.

Pasamanos de acero inoxidable

Pasamanos acero inoxidable

La función de seguridad está cubierta con nuestros pasamanos. Ahora toca hablar de la función de diseño. Los pasamanos son un punto decorativo de la escalera. Puedes jugar con sus formas, sus acabados, sus materiales.

En diseño hay varias leyes escritas. La madera da un toque clásico, más rústico a la escalera; los materiales sintéticos dan mucho juego para añadir en distintos estilos decorativos. Y los materiales metálicos, sobre todo el acero inoxidable, son sinónimo de vanguardia y modernidad. Tú elige el estilo que más te defina. Sobre gustos, como se suele decir, no hay colores.

Pasamanos de acero inoxidable

Ventajas pasamanos de acero inoxidable

Además de las ventajas en términos de diseño que hemos nombrado en los párrafos anteriores, los pasamanos de acero inoxidable cuentan con una gran ventaja: se pueden colocar tanto en escaleras de interior como de exterior, gracias a su gran resistencia y durabilidad.

Otra de sus ventajas es que no necesitan grandes cuidados. Los pasamanos de acero inoxidable son muy fáciles de limpiar, con un trapo humedecido en agua caliente, eliminarás el polvo y suciedad de ellos. Para que brillen como el primer día, después de limpiarlos, sécalos con una toalla o un trapo de algodón seco. Para limpiezas más profundas, puedes usar líquidos limpiadores especiales para acero inoxidable, evita los productos químicos, sobre todo los que contienen cloruro que daña el acero inoxidable.

Pasamanos de acero inoxidable

Son muy resistentes y duraderos. Resisten muy bien los efectos de las inclemencias meteorológicas como la humedad, la lluvia. No se oxidan como otros materiales metálicos como el hierro, el aluminio. Además no sufren tanto la decoloración y el envejecimiento, que provoca la luz solar, en materiales como la madera. Pero a pesar de su gran resistencia, os aconsejamos realizar tareas de mantenimiento como el lijado, pintado cada cierto tiempo, para que luzcan como recién colocados.

Si necesitas asesoramiento para elegir tus pasamanos de acero inoxidable puedes contactar con los expertos de Idealkit. Estamos a tu disposición para ayudarte sin compromiso.