¿Por qué elegir una escalera de caracol?

¿Por qué elegir una escalera de caracol?
5 (100%) 19 votes

La escalera de caracol se instala en muchos hogares bien en el interior de un salón, cuando se trata de conectar varias plantas edificadas a diferentes alturas, o en los exteriores de la vivienda. Las razones de su elección se basan en la excelente combinación que presentan entre la funcionalidad y el diseño.

Porque, la escalera de caracol presenta una serie de ventajas relacionadas especialmente con su idoneidad para los espacios reducidos, así como su aporte decorativo y las múltiples posibilidades que ofrece a la hora de elegir entre una variedad de materiales muy diversos, con gran facilidad de instalación.

Para optimizar el espacio

Indudablemente, la escalera de caracol ahorra mucho espacio si lo comparas con la ocupación habitual de una escalera recta tradicional.

Su trazado suele ser en espiral, de forma redonda y sin contar con zonas de descanso, ya que su trayectoria es continua.

Su tamaño dependerá en gran medida de la inclinación que desees para los escalones y la comodidad que quieras procurar en el ascenso, pero la tónica general es que no ocupen más de un metro cuadrado de superficie en su conjunto.

Además, la escalera de caracol concede incluso la posibilidad de comunicar más de dos pisos con la misma instalación, sin que su presencia resulte especialmente dominante en una estancia, como sí que ocurre con las escaleras rectas o en forma de “L”.

Escalera de caracol 2 pisos de hierro

 

Como elemento decorativo

Así, la escalera de caracol, a pesar de ser un elemento básico en la arquitectura, se convierte en un elemento decorativo más, contribuyendo a dotar de un aire moderno y elegante a la estancia en la que está ubicada.

En el salón, crea una atmósfera especial, con encanto, siempre y cuando se acierte a combinarla con el estilo predominante en la sala. Además, la separación de sus peldaños permite que la luz pase sin obstáculo a través de ellos, reduciendo la oscuridad propia de las estructuras opacas de las escaleras rectas comunes.

Cabe apuntar, en su contra, que tal vez no resulta una de las mejores opciones cuando te mueves en un ambiente excesivamente clásico, donde el contraste tiende a resultar no demasiado estético.

Estas escaleras también funcionan bien al aire libre, como ocurre con las salidas de incendio e instaladas como acceso a zonas como desvanes y miradores.

De materiales y diseños variados

En cuanto a su fabricación, existe una gran variedad de materiales, incluso de acero inoxidable, hierro, piedra, cemento y hasta vidrio. Pero, los más ligeros, fabricados en madera o metal, suelen ser los más útiles para este tipo de escaleras.

La variedad de diseños te concede una gran libertad  a la hora de elegir el modelo más adecuado y que más se adapte al interiorismo general de tu vivienda.

Con los modelos por kit de escalera de caracol, el montaje resulta muy fácil, recurriendo a módulos pre-ensamblados que permiten la elección de las formas y tamaños más adecuados para cada necesidad, entre una gama cada vez más amplia e innovadora.

Escalera de caracol de interior

Consejos de seguridad para una escalera de caracol

Si bien casi todo son ventajas, no hay que dejar al margen algún tipo de precauciones relacionadas con una escalera de caracol, teniendo en cuenta siempre la seguridad.

Por eso, resulta muy recomendable la instalación de barandillas, al margen de modas pasajeras y extremando la precaución de forma especial con los niños.

A pesar de todo, una escalera de este tipo siempre resultará más segura en caso de caída, ya que lo más probable es que la curva propia del sistema impida que cualquier persona pueda caer libremente durante todo el trayecto, como sí que ocurre en el caso de una escalera recta.

Si quieres que te asesoremos personalmente sobre cualquier duda relacionada con la escalera de caracol, estaremos encantados.