Escaleras de metal,¿prefabricadas o a medida?

Escaleras de metal,¿prefabricadas o a medida?
4.9 (97.5%) 72 vote[s]

Una elección de altura

Escaleras de metal a examen. Son un objeto cotidiano imprescindible en cualquier hogar, ya que gracias a ellas logramos movernos de un espacio a otro, dentro de una misma estancia o facilitando el paso a otra.

Es por esto mismo, por ser imprescindibles, que resulta básico saber elegir la más apropiada teniendo en cuenta precio, material y el uso que le vamos a dar.

Las variedades y posibilidades son muchas, tantas prácticamente como necesidades.

Hay veces que nos dejamos guiar por la estética, por las formas o simplemente por nuestro bolsillo. Tener distintos factores en cuenta y comparar las opciones que hay en el mercado nos hará ser más conscientes del tipo de escaleras de metal adecuadas a nuestra casa.

Las claves de las escaleras metálicas prefabricadas

Son una de las opciones más frecuentes a las que recurren clientes que ven en ellas:

  • Disponibilidad inmediata
  • Variedad de modelos
  • Opción de escoger colores
  • Precios asequibles
  • Un estilo moderno y atemporal

De este modo podríamos resumir lo que suponen las escaleras interiores prefabricadas. Una relación calidad-precio muy sugerente, especialmente si lo que deseamos es colocarlas como auxiliares para zonas con un espacio disponible muy ajustado.

Completamente rectas, de giro o de caracol, suelen estar realizadas en acero, un material resistente y ligero.

El acero como material estructural ofrece, además, poco mantenimiento, siendo su vida útil bastante dilatada.

Los modelos de escaleras de metal de este tipo suelen seguir líneas sencillas y minimalistas. Esto las hace muy apropiadas para salones de estilo moderno en los que se busca que se fundan a la perfección con el entorno. Además, las últimas tendencias en escaleras voladizas logran aligerar habitaciones pequeñas, haciendo que parezcan más grandes de lo que en realidad son.

Por contra, las escaleras en kit no siempre son la respuesta a todas las estancias de la casa, especialmente hablando del estilo y acabados o a las personas que viven en ella.

Por ejemplo, unas escaleras con peldaños volados, aunque ofrecen una imagen ligera y muy de moda, pueden resultar peligrosas o poco cómodas para niños pequeños o personas mayores.

En este caso, las escalera de tramos, en parte por su estructura de espacios libres entre los peldaños, no serían lo más apropiado para evitar accidentes domésticos.

Cuando tengamos unas necesidades especiales, quizá sería más conveniente dejar de lado las escaleras de metal en kit y optar por soluciones a medida.

Escaleras metálicas o cómo subir al altillo con seguridad

La palabra “seguridad” es clave en la colocación y uso de cualquier escalera, pero quizá más todavía en lo referente a las escaleras auxiliares para subir a espacios tan particulares como los altillos o buhardillas.

Aunque no sea una zona a la que subamos a menudo, las contadas ocasiones en las que lo hacemos merecen toda nuestra atención y precaución.

Es por eso que, si el espacio es tan reducido que no permite colocar una escalera fija, el plan B pasa por las escaleras plegables o escamoteables.

Ambas deben cumplir los siguientes requisitos:

Funcionalidad.

Permitiendo un acceso cómodo y práctico.

Ligereza.

De ahí que el aluminio sea uno de los metales más empleados para construirlas.

Fijación.

Un sistema que nos aporte sujeción y estabilidad.

La mayoría de ellas ya disponen de motor eléctrico y mando a distancia para que se plieguen y desplieguen solas, sin necesidad de hacer ningún esfuerzo.

Los acabados, como el tamaño de los peldaños o la altura del pasamanos tampoco son un apartado que tomar a la ligera.

El carácter de las escaleras de metal a medida

Si lo que deseamos es apostar por un diseño único y adaptarlo a un espacio menos convencional o simplemente disfrutar de poder admirar funcionalidad y estilo, es mejor decantarse por escaleras de interior de obra.

Aguantan un uso constante y son muy seguras cuando se trata de una estructura principal de la casa, por ejemplo, en un dúplex.

Además, como suelen iniciarse en una zona central de la casa, como el salón, el comedor, o directamente la entrada, se convierten en un foco de atención.

Los precios, obviamente, tampoco serán los mismos, si los comparamos con las escaleras de metal en kit más baratas.

La personalización es uno de sus grandes puntos fuertes y la gran facilidad de adaptarlas a tus gustos compensará la balanza. Sin contar con que son la solución ideal cuando queremos unas medidas o un formato de escalera menos generalizado.

La exclusividad es todo un lujo que aporta todo lo hecho a medida.

El efecto visual de las escaleras de metal concretamente de hierro

Las escaleras de hierro son robustas, pero a veces esa robustez nos hace pensar en ellas como en una opción relegada únicamente para exterior.

Escaleras de metal a tramos - Enesca.es

Para suavizar ese aspecto rudo que puedan tener y darles mayor suavidad o calidez, adaptándolas al interior de nuestro hogar, hay muchas combinaciones y posibilidades:

– Metal con Madera
– Con cristal
– Hierro con otros metales
– Con pasamanos o barandillas de hierro forjado

Como es un material extremadamente resistente, sirve perfectamente tanto para diseñar y fabricar escaleras de hierro para exterior e interior. Eso sí, hay que tener en cuenta que en exterior es preferible que sean únicamente metálicas, evitando un desgaste de otros componentes menos apropiados.

Los precios de las escaleras de hierro también dependerán del diseño y acabados, si bien la media es de unos 900 euros.

Las escaleras prefabricadas para exterior y los fenómenos atmosféricos

Cuando las escaleras de metal que andamos buscando van a estar a la intemperie, no podemos olvidar los fenómenos atmosféricos con los que van a convivir:

  • Una exposición constante al sol y, por tanto, a las radiaciones solares
  • Lluvia, nieve o granizo. Aunque el agua no sea un ácido, también es corrosiva
  • Aire y fuertes rachas de viento

Estos serían los más comunes, pero puede que nos encontremos con otros más dependiendo de la zona en la que vivamos.

Para evitar problemas, deberemos fijarnos siempre en las especificaciones de uso que indique el fabricante.